Un cafecito calentito por la mañana es uno de los mayores placeres para muchos de nosotros.  Quién no ha escuchado “yo sin un café por la mañana no soy persona” o ha visto a esa persona con ojos achinados medio dormida que hasta que se toma su café no puede “funcionar”?

Bien, esto es por nuestra adicción a la cafeína, la mayor parte de nuestra sociedad depende de este excitante legal, el café.

El café contiene minerales, antioxidantes, fibra y cientos de compuestos aunque el principio activo más importante para nosotros es, la CAFEÍNA.

La cafeína es un estimulante del sistema nervioso central. Podríamos hablar largo y tendido de la cafeína pero vamos a centrarnos en el área que nos interesa, la deportiva.

Consumir cafeína en forma de café o cápsulas de cafeína anhídrica unos 45 minutos antes de entrenar puede mejorar considerablemente el rendimiento en deportes de fuerza y resistencia, también ayudarnos a quemar esas grasas rebeldes por su efecto termogénico, e incluso mejorar nuestra capacidad de recuperación.

También sabemos que la cafeína incrementa la secreción de endorfinas por lo que aumenta nuestra sensación de bienestar

Es un potente vasoconstrictor, aumenta el estado de alerta y reduce la sensación de cansancio, también tiene efectos sobre el sistema respiratorio y cardiovascular.

Sabiendo todo esto, de verdad necesitáis alguna razón más para hacer una paradita antes de entrenar?

Regalaros 5 minutitos al día para tomaros una taza de café tranquilos, mientras podeis visualizar vuestro entrenamiento, leer el periódico o hacer como hago yo todos los díasDISFRUTO DE UNA TAZA DE CAFÉ TRANQUILO ANTES DE ENTRENAR.

 

Nabil Antxia

Sé tú mismo, sé Belife