BELIFE 4: Recordáis el post “Tener un entrenador personal puede ser divertido”? Pues nuestra clienta acaba de enviarnos la segunda parte, y nos ha gustado más si cabe.  Nos encantaría desvelar el nombre de dicha clienta pero prefiere estar en el anonimato, aunque hemos recibido muy buenas críticas de su anterior post y desde BELIFE4 la animamos a que abra su propio blog.

Esperamos que disfrutéis leyéndolo tanto como nosotros… para cuando la tercera entrega?

 

      TENER UN ENTRENADOR PERSONAL PUEDE SER DIVERTIDO 2a parte

“MIS PRIMEROS DEBERES”

               

 Terminas una intensa jornada laboral de un jueves cualquiera y cuando metes un tacón en el coche, con la firme intención de desconectar del mundo e ir directa al sofá a escuchar un poco de música y relajarte, suena un pitidito en tu móvil que anuncia la entrada de un mail. Lo miras alegremente dando por hecho que es el ansiado bono del 10% de descuento de tu tienda de cosméticos preferida. Acabas de dibujar en tu mente una larga lista de productos que quieres probar, mientras descubres que en realidad ES TU ENTRENADOR PERSONAL (al que a partir de ahora me referiré como Sr. Hache) que te envía tus primeros deberes.

 

                ¡¡ ¿Sangre?!! ¿He leído sangre?

Oh Fuck!!!!! Grita mi mente.

¡Relax morena! No te van a hacer daño, es un simple pinchacito. Tu puedes con esto y mucho más. Dice mi espejito tranquilizador

  Me pide una analítica de sangre para comprobar que estoy en perfecto estado de salud.

 

¡Eso ya se lo he dicho yo!, no sé por qué demonios este chico no me cree

Si no basamos esta relación en la confianza, no empezamos bien Sr. Hache.

Resignación guapa. Ponle cara de buena al médico de turno y dile que lo necesitas con urgencia; que tu paciencia es escasita y precisas rellenar el formulario de inscripción al universo BELIFE4.

Olvídate de prisas en los médicos, si no estás con un tacón al otro lado de este mundo, las citas más próximas te las ofrecen, muy amablemente y como pronto, dentro de 20 días.

 

Aggg, esto es culpa del moreno musculitos que se ha empeñado en no querer confiar en mí. No fumo, no bebo y no ando con hombres, ¡Mi estado de salud es inmejorable muchacho!

Has decidido no agobiarte y mientras esperas que llegue el día de la cita con el ‘saca sangre’ vas contestando a las preguntas del cuestionario del Sr. Hache:

Edad: Voy a dejarle la fecha de mi cumpleaños, a ver si cuela y me regala unas mallas talla S para hacer de forma correcta los ejercicios que me quiera proponer.

Plan de objetivos realistas: Mi espejito mágico dice que si me esfuerzo mucho puedo parecerme a la morena impresionante de mi serie favorita.

Cualquier dato que creas debo saber: Me he quedado sin mi 10% de descuento en la paleta de sombras de ojos que tenía fichada desde hace más de 2 meses. Ya te puedes esforzar para que lo pueda superar y perdonar.

Creo que tengo todo: cuestionario, analítica, ganas, ilusión, constancia, paciencia, terquedad a raudalesy unos cuantos kilos que perder.

 

 ¿Por dónde dices que tengo que empezar?

 

Anónimo

BELIFE4