Lo primero de todo vamos a aclarar que los batidos proteicos NO SON MEDICAMENTOS, son suplementos alimenticios (comida en polvo con un altísimo valor biológico) y solamente se deben tener en cuenta como eso.

Hay miles de mitos sin fundamento sobre la proteína en polvo como; se gana músculo sin entrenar, es perjudicial para la salud, contienen anabolizantes, provocan problemas hepáticos y muchos más, todos ellos alimentados por el desconocimiento y sin fundamento científico ninguno.

LA PROTEINA EN POLVO ES UNA HERRAMIENTA DE GRAN VALOR tanto para los deportistas que entrenan con intensidad y que necesitan un aporte rápido de nutrientes en el torrente sanguíneo como para una persona que no se ejercita pero tiene dificultad para llegar a sus necesidades proteicas y puede obtenerlas de una manera fácil, rápida y con una absorción más rápida.

La mayoría de nosotros no podemos traernos la comida preparada en un taper para tomar inmediatamente después de entrenar sea cual sea nuestra disciplina, ese es el caso en el que tomar un batido de proteínas nos va a ayudar  y se convierte en un arma valiosísima para incluir en nuestro arsenal de ayudas deportivas.

Dejemos claro que seamos culturistas, crossfiteros, runners, bailemos Zumba, hagamos Spinning, GAP, aerobic o simplemente entrenemos por hobby, TODOS TENEMOS LOS MISMOS MÚSCULOS QUE SE ALIMENTAN DE LOS MISMOS NUTRIENTES. Las mujeres no deben tener miedo a ponerse musculadas por tomar batidos proteicos, una mujer tiene unos niveles muy bajos de testosterona por lo que es muy dificil que haya una ganancia muscular, incluso entrenando con pesos elevados.

Por comernos una tortilla francesa con arroz o un pescado al horno no tenemos miedo, entonces porque tenerlo a un batido que solo es comida en polvo de altísimo valor biológico???

Existen muchos tipos de proteínas en polvo en el mercado, materias primas y sabores y cada una puede ayudarnos en un momento del día específico aunque después de un entrenamiento lo mejor sería tomar una proteína hidrolizada/ aislada de suero ya que se digiere con más facilidad y eso nos va a ayudar en la recuperación muscular. Hoy en día existe una inmensa variedad de deliciosos sabores que van a hacernos disfrutar de ese momento “batido”, a parte podemos utilizar la proteína en polvo de sabor para una infinidad de recetas, mejorar el perfil de aminoácidos de una comida e incluso darnos un toque “alegre” a ese almuerzo o merienda soso.

En resumen… no pensemos en la proteína en polvo como una ayuda mágica ni como algo reservado a los culturistas si no como un ladrillo más de nuestra alimentación,  “una comida más” con un alto valor biológico que puede ayudarnos a alimentarnos correctamente en nuestro día a día y a alcanzar nuestros objetivos.

 

Nabil Antxia

Sé tú mismo, sé Belife