Suena el despertador, te levantas y lo primero que haces es ir a pesarte, vuelves a hacerlo al mediodía y por si acaso no ha sido una lectura correcta lo vuelves a repetir por la noche!

Esta es tu rutina diaria, aunque déjame decirte que es un GRAN ERROR.

A veces nos obsesionamos con la báscula en busca de un cuerpo perfecto

Tenemos la idea fija de que el peso es lo que va a marcar nuestros progresos y no es así, lo primero que debes darte cuenta es de que el peso fluctúa a lo largo del día por mil razones (retención de líquidos, digestiones pesadas, estrés, sudoración, ejercicio, trabajo…),  podemos encontrarnos diferencias muy significativas de un día a otro y eso no significaría NADA.

SIEMPRE que empiezo a trabajar con un nuevo cliente que quiere rebajar su tejido adiposo le doy unos parámetros a seguir, incido mucho en NO PESARSE, excepto los días marcados que pueden tener hasta 21 días de separación entre ellos.

Lo realmente importante es que sigas una dieta saludable, practiques algún deporte (en el caso de las mujeres siempre recomiendo hacer trabajos con pesos en el gimnasio) y sobre todo que estemos tranquilos y relajados, ya que esa pérdida de grasa no va a ocurrir en 7 días, será un trabajo de CONSTANCIA.

Un cuerpo bonito de mujer viene de un trabajo con pesos

Habitualmente me encuentro con clientes desalentados, que abandonan sus planes dietéticos porque se pesan todos los días y eso acaba por frustrarlos. En un plan de pérdida de grasa normalmente intentamos aumentar el músculo basal por lo que hay veces que podemos hasta subir de peso o mantenernos en el peso inicial.

Lleva una alimentación saludable y disfruta del deporte, tu cuerpo te lo agradecerá

HAZ LAS PACES CON LA BÁSCULA, guárdala en un armario y sácala solo cada 2 semanitas, pésate el mismo día de la semana y en ayunas. Disfruta de tus comidas, NO LAS VEAS COMO UNA OBLIGACIÓN,APRENDE A COMER y a llevar un ESTILO DE VIDA SALUDABLE, tu cuerpo te lo agradecerá.

 

Nabil Antxia

Sé tú mismo, sé Belife