Se termina el verano, pero eso no debe de ser una mala noticia, es el momento de fijarte unos nuevos propósitos, pueden ser laborales, familiares o sociales pero yo quiero centrarme en los referentes a la salud.

Tienes una nueva oportunidad para fijarte unos nuevos objetivos, ya sea con fín estético, de pérdida de peso o simplemente porque quieres cambiar tu estilo de vida. Ya está bien de ir de la cama al trabajo y del trabajo al sofá, basta de excusas, TIENES QUE MOVERTE!!!

Se acabaron las excusas, planificate un estilo de vida sano y saludable

Vamos a empezar por fijarnos en la cabeza lo que queremos, primeramente tenemos que tener un objetivo real y sostenible en el tiempo, algo que puedas hacer mañana y dentro de 2 años, no intentes perder 20 kilos en un mes o convertirte en Arnold Schwarzenegger en 15 días, eso solo te va a llevar a frustraciones y a abandonar en 4 días.

Ya tenemos el objetivo, ahora vamos a por los elementos externos como apuntarte al gimnasio, búscate un gim que esté cerca de tu trabajo o tu domicilio. Te recomiendo que esté cerca del trabajo y puedas ir o bien antes de trabajar, en tu tiempo libre al mediodía o según termines tu jornada laboral, en ningún caso que tengas que volver a casa a coger las mochila y volver a salir para entrenar ya que SI ENTRAS EN CASA NO SALES. Todos conocemos los poderes mentales que ejerce nuestro sofá sobre nosotros una vez que entramos en casa… ALÉJATE DE ESA TENTACIÓN HASTA QUE HAYAS HECHO TU SESIÓN DE EJERCICIO.

Ya tienes el gimnasio, ahora cómprate algo de ropa cómoda, una toalla e incluso una botellita para llevar el agua, los bcaa´s o lo que te apetezca beber mientras entrenas.

Todo objetivo tiene un primer día, haz que el tuyo cuente

Es el primer día en el gimnasio

 Levántate de la cama, hazte un desayuno rico y saludable que te permita afrontar el día con ganas e ilusión y mientras lo haces planifícate la hora en la que vas a ir al gimnasio, hoy es el primer día del resto de tu vida, tiene que ser el día que siempre recuerdes porque diste un giro a tu vida.

Llegó el momento de ir a entrenar, ármate de ilusión (y sobre todo no olvides el macuto), preséntate allí, primeramente comenta tu situación actual y que te guíen para que puedas empezar.

YA ESTAMOS DANDOLE CAÑA!!

Es el primer día por lo que es normal que te cueste, incluso te diría que te prepares para esas agujetas que mañana te recorrerán el cuerpo, recordándote cada movimiento que hiciste hoy, no te preocupes, eso es señal de que lo hiciste, de que no te quedaste tumbado en el sofá.

Cuando termines tu sesión pégate una buena ducha y controla esa sonrisilla que te sale cuando una voz interna te dice “muy bien, has venido, estate orgulloso”

Cuando salgas del gimnasio no te olvides de regalarles una sonrisa de par en par y decirles “MAÑANA NOS VEMOS”, ya que vas a ser un habitual.

No olvides que tu monitor está para ayudarte en lo que necesites

NO HA SIDO TAN DIFICIL, hasta podría llegar a gustarte. Te garantizo que dentro de 5 días tu visión del ejercicio habrá cambiado, ya nunca podrás apartarlo de tu vida, esas sensaciones de bienestar según sales de entrenar son adictivas, así como la mejora de salud que notarás día a día.

Hazte una buena cena y métete a la cama, hoy te has ganado el descanso.

BIENVENIDO A UNA NUEVA VIDA!!!

 

Nabil Antxia

Sé tú mismo, sé Belife